cuatro siete
José Olvera «Mocka»
Diseñador gráfico y artista plástico autodidacta. José Olvera comienza con el gusto por la pintura a partir de un aerosol, el acercamiento al graffiti y la expresión libre sobre distintos formatos le dio la confianza de poder experimentar con diversas técnicas y mezclarlas entre sí para poder encontrar un estilo propio. La firma con la que sella sus cuadros, Mocka, se remonta a aquellos inicios de un niño de secundaria que se acercó al grafiti y al esténcil. No obstante, su interés en las pintas respondía más a un carácter artístico que vandálico. Por ello, comenzó una educación autodidacta, a través de Internet, donde conoció el trabajo de Banksy, Blek le Rat y otros artistas callejeros de alto nivel con los que descubrió que con el papel, el aerosol y las cuchillas podía generar piezas mucho más complejas. La firma de Mocka toma un rumbo fijo a partir de su formación como diseñador gráfico en la universidad Mesoamericana en Oaxaca, donde tiene la oportunidad de acercarse a distintos artistas visuales con los cuales comparte experiencias y forma un carácter propio en su obra. Durante este periodo Mocka está en búsqueda de una técnica la cual pueda satisfacer su necesidad en la pintura, no es hasta 4 años después de ser egresado de la universidad cuando encuentra una técnica a base de explosión de tintas creando una textura visual de burbujas, esta textura la explora hasta llegar a combinarla con distintos medios. Mediante la experimentación logra obtener imágenes con volumen, creando retratos de animales y personas, con esta técnica Mocka encuentra una línea de trabajo , la cual le da un carácter especial y lo distingue. Mocka trasmite lo efímero de las burbujas y su fragilidad en un tiempo congelado en cada pieza, es un acercamiento interno a cada personaje que ha retratado.